El barrio

Sayago, que surgió como localidad en el siglo XIX -en tiempos en que los campos se poblaban a medida que avanzaban las vías del ferrocarril y en los que remataban los terrenos fraccionados permitiendo el crecimiento de algunas zonas- cambió su categoría a Pueblo a partir de 1913 y desde 1953 se designó Villa.

Su nombre provino del legislador y Ministro de hacienda Francisco Sayago, quien fue propietario de los terrenos que en 1866 remataron tras previo fraccionamiento.

Según expresa Aníbal Barrios Pintos en su libro “Los barrios montevideanos”, la localidad ubicada 46,25 metros sobre el nivel del mar y a 8 kilómetros del centro de la capital nació en 1873 por iniciativa de Luis Girard.

Sayago creció junto a la vía férrea inaugurada el 1º de enero de 1869 y fue zona de viñedos, en la que algunos habitantes del centro disponían de quintas de veraneo que utilizaban por recomendación de los médicos que aconsejaban a sus pacientes respirar aire puro. Aunque fueron los empleados del ferrocarril, que se instalaron en esa zona los que finalmente la potenciaron.

En 1900, cuando la localidad aún no se llamaba Sayago (se denominaba Garibaldi), tuvo 70 casas y la habitaron 300 personas.

Por ese entonces no existieron edificios públicos, ni juzgados de paz. La referente fue la escuela pública rural nº 21 (precaria y con pocos alumnos), actualmente denominada nº 52 República Dominicana, y una capilla.

La estación tuvo sólo una casilla en la que se realizó el empalme de trenes a Minas y Nico Pérez.

Fueron tiempos en los que Luis Moro inició la empresa -que continúa hoy la tercera generación- con los viajes en carretas tirados por caballos desde Millán y Raffo hasta Colón, con parada en Sayago.

Con la llegada del siglo XX explotó la zona. En el año 1900 Manuel Calveira inauguró Farmacia Calveira.

El presidente José Batlle y Ordoñez decretó en 1906 la creación de la Facultad de Agronomía, se colocó en 1907 la piedra fundamental y se inauguró en 1909 el edificio que se utiliza en la actualidad.

En las inmediaciones de agronomía, se instaló en 1911 la Fábrica Uruguaya de Portland (Actualmente denominada Fábrica Uruguaya de Cemento Portland). Por ese entonces la población de Sayago rondaba los 1000 habitantes.

La poetiza uruguaya Delmira Agustini, que no era oriunda de Sayago pero que vivió muchos años en la quinta, propiedad de sus padres, recorrió la zona y Colón y consiguió la inspiración que le permitió quedar para la historia.

En 1919 nació Racing Club de Montevideo en Reducto y posteriormente se trasladó a Sayago.

En 1920 se levantó el colegio de las hermanas del Perpetuo Socorro y en 1925 se instalaron los Salesianos en la intersección de Sayago y Elías Regules.

En 1940 se fundó Eternit Uruguaya S.A., fábrica de artículos de fibrocemento que continúa desarrollando una proficua actividad.

El 15 de noviembre de 1965 surgió Club de Leones de Sayago y Rotary Club de Sayago fue fundado al recibir el 27 de junio de 1972 su carta constitutiva por Rotary Internacinal.


Extraído de: Revista oficial del 80º aniversario del C. S. y D. Sayago.